+ apruebas – intereses

Hoy he estado en los XIII encuentros SIOU en Madrid. Ha sido inaugurada entre otros por el actual Director General de Política Universitaria del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Entre otras cosas os dejo las siguientes ideas que ha ido desgranando sobre el nuevo sistemas de becas.

Entre otras cosas, ha indicado que en el futuro es probable que los alumnos reciban préstamos blandos en lugar de becas tal y como se hace en Gran Bretaña. Estos préstamos se devolverían tras una cadencia y una vez se accediera al mercado laboral.

También ha comentado que serían a un bajo interés, pero que estos podrían llegar a estar en función de tu rendimiento académico. Ha dicho que incluso se podría valorar que si más apruebas y con más nota, entonces menos pagarías menos interés, quizá llegando a condonarse. Y al revés, que si apruebas menos créditos te aumentaría el interés.

Dejando a un lado las dificultades que se pueden encontrar muchos alumnos sólo para sacar adelante sus estudios, me ha venido a la cabeza la siguiente reflexión: Si tanto se insiste desde ciertos grupos de empresarios en que a la hora de trabajar no es tan importante las notas del expediente sino otras capacidades y competencias que posea el alumno, ¿de verdad es eso lo que se promueve con ese planteamiento?, ¿de verdad se quiere que los alumnos hagan otras cosas durante su estancia en la universidad?