Brillar y brillar

Hay una canción de Loquillo y los Trogloditas que se titula Brillar y brillar. Aquí está al principio

Mírame nena y dime qué ves soy un tipo normal,
yo no he impuesto las reglas pero me gusta jugar.
Si quieres marcar mis marcas me conoces muy mal,
mira al cielo verás mi estrella brillar y brillar.
Verás mi estrella brillar y brillar.

Aunque parezcamos tipos normales, todos tenemos una de esas estrellas, una de esas estrellas brillantes. Lo que pasa es que a veces se nos olvida dónde está y hacia dónde hay que mirar al para encontrarla, pero como las estrellas siempre está ahí. Algunas veces pueden interponerse nubes enmedio que no nos la dejan ver. Esto me recuerda la conocida fábula de la luciérnaga y de la serpiente:

Cuenta la leyenda http://foed.es/cialis/ que, una vez, una serpiente empezó a perseguir una luciérnaga. Ésta, huía rápido de la feroz depredadora y la serpiente, al mismo tiempo, no desistía. Huyó un día y ella la perseguía, dos días y la seguía. Al tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga se paró y le dijo a la serpiente:
-“¿Puedo hacerte tres preguntas?”
     -“No suelo conceder ese privilegio a nadie, pero, ya que voy a devorarte, puedes preguntar”.
-“¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?”.
     -“No”.
-“¿Te hice yo algún mal?”.
    -“No”
-“Entonces ¿por qué quieres acabar conmigo?”
    -“Porque no soporto verte brillar”.

Preocupémonos por que nuestra estrella y la de los demás brillen, pues las nubes que tapan la estrella de otros acabarán tapando la nuestra.

Leave a Reply