Compartir los sueños

Todos tenemos sueños,  proyectos, metas… Éstos son mas o menos factibles y más o menos difíciles de cumplir. A veces tenemos ganas de compartirlos, de contárselos a los demás y en ocasiones incluso nos gustaría hacerlos partícipes. Sin embargo, hay que tener cuidado: puede que no nos tomen en serio, que nos digan que son imposibles, que no no tendremos tiempo,  que nos digan que no valen la pena o simplemente que es una tontería. Si no los hemos pensado bastante, viendo los pros y las contras, si no hemos empezado a trabajar en ellos, si no estamos convencidos de ellos y lo más importante, si no encontramos a la persona adecuada, puede que perdamos más que lo que podamos ganar. Es una lástima pero es así. Procura elegir bien con quien los compartes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *