El espíritu de Aloha

El espíritu de Aloha es una forma de sintonizar con lo que deseamos alegrándonos o bendiciendo a todos y a todo aquello que representa lo que queremos. Uno nunca va a conseguir algo criticando o envidiando a otros que poseen lo que uno desea. Parece muy sencillo y razonable, ¿verdad? Pues no lo es.

Yo intento siempre alegrarme cuando a los demás les va bien y les pasan cosas buenas, aunque me cueste, y además intento felicitarles porque sé que si han conseguido algo se lo merecen y está bien reconocérselo. No niego que en primera instancia a veces siento envidia, pero intento eliminarla, porque no conduce a nada,  tan sólo a negar y alejarte de aquello que deseas. Sin embargo, también sé que hay muy pocos que se alegren cuando te va bien. Generalmente se alegran sólo aquellos a los que les va mejor que a ti, quizá porque se ven reflejados en el camino por el que ellos ya pasaron.