Orientadores elegantes

Hoy he asistido a las XII Jornadas de Orientación en las que intervino el ex-Rector de la Universidad Complutense y ex-ministro de Educación Ángel Gabilondo. Fue un placer escucharle. Hablo sobre la importancia que tiene la labor de los orientadores de educación secundaria. Dijo que orientar va sobre qué forma de vida elegir. Los orientadores tienen que escuchar mucho y ver el contexto de cada uno para ayudar a que los alumnos decidan cuál es su mejor opción. Es necesario que hagan lo posible por intentar entrar de alguna manera en la vida de los alumnos para ayudar en cada caso de la mejor manera posible.

Deseaba que los orientadores fuesen elegantes. La palabra elegante viene del latín legere ‘reunir’. Con el prefijo privativo latino ex- más legere, se formó eligere ‘elegir’, ‘escoger’, y de éste, elegans, -ntis ‘elegante’, ‘distinguido’, de donde proviene el vocablo elegante. Ser elegante no es ni más ni menos que tener la capacidad y el don de saber elegir. Así pues, seamos no sólo los orientadores si no también los profesores elegantes y ayudemos a nuestros alumnos a elegir adecuadamente cómo proseguir con sus estudios y con sus vidas.